Los tratamientos con masajes son una excelente opción para mantenerse en forma, cuidar la belleza y, a su vez, pasar un momento de relajación.

Al ser no invasivos, además de relajar el cuerpo son ideales para bajar de peso, modelar el cuerpo o eliminar grasa localizada sin cirugías.

MASAJES

REDUCTORES

Son efectivos para eliminar la grasa corporal acumulada en cintura, abdomen, brazos, piernas, cadera y glúteos porque movilizan la grasa y mejoran la circulación. Se pueden realizar con cremas reductoras o, en algunos, se recurre a la tecnología. Son ideales para relajar el cuerpo, eliminar la tensión y, de paso, reducir algunos talles en las zonas que más cuestan moldear con dietas o gimnasia.

Beneficios de éste servicio
  • Elimina la acumulación de grasa localizada.
  • Estiliza el contorno de la figura.
  • Eliminan la tensión.
  • Reduce en buenos niveles la celulitis y las toxinas del cuerpo.

MASAJES

REAFIRMANTES

Se aplican para combatir la celulitis y flacidez. Ayudan a recuperar la elasticidad y tonicidad de la piel porque estimulan la circulación y facilitan la eliminación de toxinas. La técnica consiste en pequeños golpes enérgicos en zonas como abdomen, muslos, glúteos o caderas. Esta técnica es indicada para personas que tienen sobrepeso o sufren de una flacidez excesiva luego de una baja sustancial de peso.

Beneficios de éste servicio
  • Aportan tonicidad.
  • Estimulan la circulación.
  • Aportan elasticidad.

MASAJES

ANTICELULITÍCOS

Ayudan a movilizar tejidos y a transportar las grasas y toxinas de la piel hasta los canales de desecho. Son muy intensos y a veces pueden ser un poco molestos ya que rompen los nódulos de grasa enquistados en algunas zonas del cuerpo para favorecer la circulación. Se realizan acompañados de cremas anticelulíticas.

Beneficios de éste servicio
  • Rompe la grasa.
  • Moviliza líquidos acumulados.
  • Facilita la penetración de las cremas anticelulíticas.
  • Abre los poros.